Exposición de Relatos de Ciencia Ficción «Mundos del Futuro»

Con motivo de la conmemoración de la vida y obra de H.G. Wells unos de mte1oda0otcxmzi4nzaxoty1los principales exponentes de la narrativa de la ciencia ficción, la biblioteca del IES ha creado la exposición «Mundos del futuro» con ejemplares de varias obras del autor.

Sigue leyendo

DANTE ALIGHIERI

Poeta, prosista, teórico de la literatura, filósofo y pensador político italiano. Está considerado como una de las figuras más sobresalientes de la literatura universal, admirado por su espiritualidad y por su profundidad intelectual. Dante nació en Florencia, en los últimos días de mayo o los primeros de junio del año 1265, en el seno de una familia que pertenecía a la pequeña nobleza. Su madre murió cuando todavía era pequeño, y su padre al cumplir los 18 años. El acontecimiento más importante de esta trágica juventud, según su propio testimonio, fue conocer, en el año 1274, a Beatriz, la mujer a quien amó y que exaltó como símbolo supremo de la gracia divina, primero en La vida nueva y, más tarde, en su obra maestra, La Divina Comedia. Los especialistas han identificado a Bice di Folco como la noble florentina Bice di Folco Portinari, que murió en 1290, con apenas 20 años. Dante sólo la vio en tres ocasiones y nunca habló con ella, pero eso fue suficiente para que se convirtiera en la musa inspiradora de casi toda su obra. Se sabe muy poco acerca de la educación de Dante, aunque sus libros reflejan una vasta erudición que comprendía casi todo el conocimiento de su época.

La obra maestra de Dante, La Divina Comedia, la debió comenzar alrededor de 1307 y la concluyó poco antes de su muerte. Se trata de una narración alegórica en verso, de una gran precisión y fuerza dramática, en la que se describe el imaginario viaje del poeta a través del Infierno, el Purgatorio y el Paraíso. Durante su periplo a través del Infierno y el Purgatorio, el guía del poeta es Virgilio, alabado por Dante como el representante máximo de la razón. Beatriz, a quien Dante consideró siempre tanto la manifestación como el instrumento de la voluntad divina, le guía a través del Paraíso.

Ya en el siglo XV, muchas ciudades italianas habían creado agrupaciones de especialistas dedicadas al estudio de La Divina Comedia. Durante los siglos que siguieron a la invención de la imprenta, aparecieron más de 400 ediciones distintas sólo en Italia. La Divina Comedia ha sido traducida a más de 20 idiomas.

La vida y obra de Dante ha tenido una influencia decisiva en la construcción de la identidad italiana y en general en la cultura moderna. Muchos escritores e intelectuales han utilizado y lo siguen haciendo la Divina Comedia y otras obras de Dante como una fuente de inspiración temática, lingüística y expresiva.

Esta influencia en el mundo del cine es evidente en la película Hannibal, el Dr. Hannibal Lecter y el Inspector Pazzi ven una ópera al aire libre en Florencia que se basó en La Vita Nuova de Dante, llamado Vide Cor Meum. Que estaba especialmente compuesto para la película. Basado en el capítulo tres del La Vita Nuova. En la película «seven» se habla de «La Divina Comedia», de los siete pecados capitales y del purgatorio. También se observa como fuente de inspiración en novelas de escritores españoles  actuales, como por ejemplo Matilde Asensi lo utiliza en su novela «El último Catón». La epopeya dantesca ha inspirado, además, a numerosos artistas, hasta el punto de que han aparecido ediciones ilustradas por los maestros italianos del renacimiento Sandro Botticelli y Miguel Ángel, por los artistas ingleses John Flaxman y William Blake, y por el ilustrador francés Gustave Doré. El compositor italiano Gioacchino Antonio Rossini y el alemán Robert Schumann pusieron música a algunos fragmentos del poema, y el húngaro Franz Liszt se inspiró en él para componer un poema sinfónico y su influencia llega hasta la música actual en grupos como Sepulture o Metamorfosi. Su inspiración llega hasta el mundo de los videojuegos.Como podéis comprobar su obra es todo un lujo.

Cuando fuí a Florencia, la ciudad me dejó hipnotizada, y recuerdo perfectamente que el primero sitio que visité fue la Plaza de la Santa Croce, donde se encuentra la basílica que lleva este nombre y presidiendo su entrada hay una monumental estatua de Dante. Después leí que fue aquí, donde Stendhal en 1817 padeció vértigo, palpitaciones y confusión …, llamándose a partir de este momento Síndrome de Stendhal, a una especie de enfermedad psicosomática,  que cursa como una reacción ante la exageración de la belleza y del goce artístico . No me extraña nada que le ocurriera, yo me mantuve así todo el tiempo de mi estancia florentina. A raiz de esa visita me interesé por Italia y lo italiano, más que nunca y eso fue lo que me llevó a leer»La divina comedia», que no acabé y que ahora que os la estoy recomendando prometo acabarla, pese a su complejidad.

Belén Romero Pérez

Este artículo se publica en conmemoración al mes en que se supone que nació Dante

E-BOOKS

  • La tecnología está muy presente en nuestras vidas y esa presencia va en aumento. Ahora mismo, por ejemplo, estoy utilizando mi ordenador; el archivo lo guardaré en un pen drive para corregirlo en casa; lo enviaré por e-mail al administrador del blog; y finalmente estará accesible para todos localizando la página en un buscador. Mientras escribo este artículo, me da un poco de vértigo pensar que cualquier persona del planeta, con una tecnología no muy sofisticada, podrá leerlo dentro de pocos segundos. Estas tecnologías forman ya parte de nuestro universo cotidiano. Algunas de ellas, el teléfono móvil, el ordenador portátil o la agenda electrónica, son utilizadas como herramientas de trabajo,  y también como elementos importantes de ocio y tiempo libre. A estas podríamos añadir las video consolas, el uso de las redes sociales y ahora también el libro electrónico: el e-book. Ya nos hemos acostumbrado a este prefijo intruso que colocado delante de ciertos sustantivos, por supuesto en inglés, convierte a las cosas en virtuales, e-lectrónicas, las transforma en algo inmediato, visual -imprescindible tener pantalla TFT y con cuantas más pulgadas mejor-, y también, en la mayoría de los casos, en e-fímeras. ¿Para qué guardar un e-mail o un sms? Antes conservábamos en una caja de madera o de esas de latón con preciosos dibujos serigrafiados, como una parte de nosotros mismos, en el baúl de los recuerdos de una vida, un telegrama o una carta manuscrita, un poema en una servilleta de papel, una fotografía o un viejo libro de poemas que nos emocionó con algún amor adolescente. Hoy casi todo se ha transformado en virtual, también los libros. Uno de estos e-books ha caído en mis manos gracias a lo reyes magos,  en los que me resisto a dejar de creer. Impresionante lo de estos artilugios: 1000 libros venían incluidos en un aparato de tamaño  similar a un libro de bolsillo de 100 páginas. ¿Se imaginan que les regalen de una vez 1000 libros de los de toda la vida? Llevo años completando una biblioteca en casa. Afortunadamente, los libros ocupan todas las estanterías que tengo disponibles y es un placer no solo visual, sino de contacto físico con ellos: releer párrafos sueltos, recordar a sus autores, identificarlos por el lomo o por la portada… El libro digital me ha abrumado, pero no me ha conquistado. La lectura es algo más que procesar palabras escritas sucesivamente para contar una historia o una idea, la lectura tiene mucho de ritual, aunque sea cotidiano: el marcador del extremo de la página doblado, el libro abierto en la mesilla de noche por el último párrafo en el que te visitó Morfeo, el olor de las páginas amarillentas del libro de aventuras de tu infancia o la dedicatoria del amigo, del ser querido o del autor que te dejó escritas esas pequeñas cosas que solo se dicen en la página anterior al prólogo. El acto de leer implica seleccionar cuidadosamente tu libro, ya sea por el título, por una recomendación o porque en la contraportada nos atrajo la sinopsis o la calidad del autor del mismo. Incluso el diseño de la portada puede atraernos para decidir su lectura. Cuando llega el momento mismo de su disfrute, buscamos acomodo en el sillón, una buena luz que nos ilumine y una estancia tranquila donde recrear el universo que el escritor nos describe en sus páginas. Parte de este encanto se pierde con el libro e-lectrónico. Pero, a pesar de todo, si no tienes el hábito de la lectura del libro tradicional, LEE, lee todo lo que tengas a tu alcance. Para empezar, no te pierdas este enlace sobre el libro de los libros, las aventuras y desventuras de nuestro hidalgo “Don Quijote de la Mancha”. Merece la pena disfrutar de las nuevas tecnologías con este regalo de la Biblioteca Nacional. Buen provecho.

http://quijote.bne.es/libro.html

GONZALO GONZÁLEZ GONZÁLEZ        

LA HEROÍNA DE LA BIBLIOTECA NACIONAL

8 DE MARZO, DÍA DE LA MUJER TRABAJADORA

ANTONIA GUTIÉRREZ BUENO

Corría el año 1711 cuando el primer rey  Borbón de España, Felipe V, abrió las puertas de la Biblioteca Nacional -entonces Real Biblioteca Pública- . Esta Real Biblioteca Pública no hizo honor a su nombre o más bien lo hizo de un modo muy peculiar, porque sólo la podría disfrutar el público varón. En aquella época no se veía este hecho como una actitud discriminatoria, no, simplemente era lo normal. Tuvo que pasar más de un siglo para que las mujeres pudieran disfrutar de las obras que allí se depositaban y tener acceso a la cultura. Este hecho que os estoy relatando estaba legislado en el artículo 7 del capítulo 1 de las Constituciones de 1761, donde se decía: …(el bibliotecario)” no permitirá la entrada con gorro, cofia, pelo atado, embozo u otro trage indecente ó sospechoso, ni Muger alguna en días y horas de estudio; pues para ver la Biblioteca podrán hir en los feriados con permiso del Bibliotecario Mayor “. Increíble pero cierto, sólo se nos permitía la entrada en días extraordinarios, y de visita, nunca como lectoras. Se nos impedía el acceso a las salas de lectura con el pretexto de que podríamos molestar al resto de usuarios, así que parece que no se les pasaba por la cabeza que las mujeres pudieran ir a estudiar, como todo los señores varones.

Eran los derechos de las españolas en el siglo XVIII, hasta que llegó ANTONIA GUTIÉRREZ BUENO, la primera en romper con la exclusividad masculina. Esta mujer estaba escribiendo por aquella época un Diccionario histórico y biográfico de mujeres célebres, y con la intención de documentarse, solicitó un permiso a  María Cristina de Borbón, Regente de España durante la minoría de edad de la futura Reina Isabel II. Definitivamente lo consiguió en 1837, me imagino que después de una titánica lucha con las normas y tradiciones caducas, obsoletas y machistas de aquella España. Sí, por fin obtuvo la licencia, aunque a la manera de aquella época, en una sala separada de los hombres. De cualquier manera la hazaña de Antonia Gutiérrez Bueno allanó el paso al resto de las mujeres que quisieron adentrarse al mundo de la cultura, pues la Regente extendió la concesión a todas las mujeres. Parece ser que el libro que estaba escribiendo Gutiérrez Bueno, es decir, su “ Diccionario histórico y biográfico de mujeres célebres” está en la Biblioteca Nacional,  pero figura en el catálogo con seudónimo (Eugenio Brunet y Ortazán) y su hazaña no ocupa grandes espacios en la prensa de la época. Como podéis pensar la vida de esta mujer, se difumina en el anonimato.

Seguramente que más de uno está pensando que eso solamente pasaba antes y que hoy en día la sociedad es muy igualitaria. Yo lo dudo, en el mundo subdesarrollado las diferencias son enormes y en el llamado mundo desarrollado son evidentes en variadas esferas. Por ejemplo, se pone de manifiesto que a las mujeres se nos juzga más por cómo estamos que por lo que hacemos, que sigue habiendo una mirada sexista y que aún queda mucho trabajo pendiente y mucho que cambiar para lograr una sociedad más igualitaria y que viva con más normalidad la presencia de las mujeres en todos los ámbitos de la vida.

Finalmente quiero acabar rindiendo un homenaje a esta gran mujer que consiguió dar  entrada a la Biblioteca Nacional a la mitad de la población española.

Belén Romero Pérez.

CHARLES DICKENS

BICENTENARIO DE CHARLES DICKENS (1812-1870)

Este año se celebra el bicentenario de Charles Dickens, fue un gran escritor inglés, en concreto novelista. Tuvo gran éxito en el género narrativo. Plasmó con gran brillantez la época que le tocó vivir, que fue la era victoriana. Esta época lleva su nombre por la reina Victoria I de Inglaterra, cuyo reinado fue muy longevo.

Charles Dickens tuvo una gran sensibilidad social y describió como nadie la situación y los ambientes de las clases más desfavorecidas en la sociedad victoriana. Nació en una familia modesta y fue criado junto a otros siete hermanos. Su infancia no nadó en la abundancia, más bien sufrió penurias económicas, quizás eso le sirviera para denunciar y describir esos ambientes miserables de la sociedad clasista del siglo XIX.

Entre sus inmortales novelas sobresalen títulos como «Oliver Twist» (1838), «Nicholas Nickelby» (1839), «Cuento de Navidad (A Christmas Carol)» (1843), «David Copperfield» (1849), «Tiempos difíciles (Hard Times)» (1854), «Historia de dos ciudades (A Tale of Two Cities)» (1859) y «Grandes esperanzas (Great Expectations)» (1860)

Aquí os dejo también algunas de sus citas.

Hay grandes hombres que hacen a todos los demás sentirse pequeños. Pero la verdadera grandeza consiste en hacer que todos se sientan grandes.

El hombre nunca sabe de lo que es capaz, hasta que lo intenta.

Belén Romero Pérez