EL PLANETA PARALELO. Cuento de Alma.

Eran las 4 y Miriam acababa de comer. Como todos los días se dirigió a su escritorio a hacer los deberes.

Miriam era una niña muy curiosa y tenía una mentalidad fuera de lo común y ¿qué quiero decir con eso? Pues quiero decir que pensaba cosas algo raras e interesantes,  que a poca gente se le pasaba por la cabeza.

 Bueno como bien he dicho antes, ella se puso a hacer sus deberes y empezó a hacerse las mismas preguntas que siempre le andaban por su cabeza una y otra vez, preguntas como; ¿Vivirá gente en otros planetas? ¿Cómo será esa gente?  … y muchas más.

Miriam miró su reloj y marcaban las 5 y media.

-¡Mamaaaaaa!  Me voy al parque a jugar –gritó mientras salía corriendo de su habitación.

-Valeeeee, ten cuidado – le contestó su madre.

 Miriam salió de su casa corriendo hacia el parque, donde se encontró a su amigo Pedro y a su amiga Rocío.

-¡Hola! –dijeron los dos al mismo tiempo

-¡Hola chicos! Contestó Miriam algo sofocada.

-¿Puedo haceros una pregunta?

-Claro –contestaron ambos

-¿Vosotros creéis que además de nosotros podrá vivir otra gente en otros planetas?

-¿Otra vez con la misma pregunta que siempre?-contestó Rocío algo cabreada. –Miriam ¿qué mas da si vive otra gente en otros planetas? Anda y vente a jugar con nosotros.

-NO, -contestó Miriam con claridad y seguridad. Si no te importa quien habita en este mundo además de nosotros juega tú y diviértete. Y se fue con paso seguro y ligero.

Pasaron semanas y la niña todas las tardes oía un ruido en su habitación debajo de su cama. Hasta que un día se hartó y miró. ¡QUÉ SUSTO SE DIÓ! Debajo de su cama halló a una niña exactamente igual que ella, totalmente simétrica. La niña inmediatamente cuando miró a Miriam se asustó y salió corriendo.

-¡Espera! no te vayas –gritó Miriam totalmente sorprendida.

La niña se acercó lentamente a ella.

-¿Pero quién eres? Eres exactamente igual a mi y empezó a hacerle preguntas.

-Bueno sentémonos, te voy a contar quien soy y de donde vengo,  si me dejas te responderé a todas tus preguntas. –Soy Alex….-empezó la niña.

-¿Alex? Pero si eres una chica , -le interrumpió Miriam.

-Ya lo sé, pero es que de donde vengo yo , los niños se llaman como las niñas y las niñas como los niños , no se si me entiendes. Y Alex empezó a explicárselo todo.

-Yo vivo en Loxen una pequeña ciudad de Santén ¿Lo conoces? –preguntó Alex.

-¿Loxen? ¿Santén? , ¿Pero en qué mundo vives? Interrumpió Miriam de nuevo

-Vivo en un planeta llamado Tierra , y estaba tranquilamente escuchando música y de pronto cerré los ojos y me encontré aquí debajo de tu cama. Siempre he pensado que había vida en otros planetas. Una vez hace mucho tiempo mi abuela me contó que si deseas algo mucho solo tienes que cerrar los ojos apretarlos y desear con todas tus fuerzas algo , ¡Y ME HA OCURRIDO!

-Miriam le cogió del brazo y la llevó al parque. Allí estuvieron hablando un largo tiempo. Y después de todo se levantó y gritó:

-¡Ya está yo desee los mismo! Por fin , por fin se me cumplió mi sueño-y gritaba y saltaba de la alegría.

-¿Qué como dices? ¿Que a ti te pasó lo mismo?

-Siiii , era mi sueño, encontrar a alguien de otro planeta.

-Wauuu –dijo Alex ¡ES IMPRESIONANTE!

-Sí , Jajajaja –rieron las dos.

 Pasó un largo tiempo y Alex y Miriam se hicieron súper amigas , por no decir que Miriam la llamaba “hermana” .

Pero en ese largo tiempo Alex pensaba que no siempre podía quedarse allí, Necesitaba a sus padres.

-Miriam

-¿Qué?

-Necesito irme, no me puedo quedar aquí para siempre , me lo he pasado genial, nunca me  había divertido tanto , pero  casi siempre en los momento felices debe de haber alguna desgracia o pena y en este caso soy yo , que me voy.

-Nooo , pero ¿cómo te vas?

-Como entré en este planeta , deseándolo.

-Bueno, siento decirlo pero ¡adiós! Te echaré mucho de menos “hermana”.

-Vale ¡adiós! Y yo ya volveré .

 Y desapareció.

 

Conclusión si sueñas mucho o deseas algo con mucho entusiasmo se podrá hacer realidad. Por eso ten cuidado con lo que desees.

                                                               FIN

Alma Algarrada Romero, es una niña de 12 años de edad que tiene una imaginación desbordante. Le gusta escribir y leer, aunque lo que realmente más le divierte es estar en la calle con sus amigos.

1 comentario en “EL PLANETA PARALELO. Cuento de Alma.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s