3 comentarios en “SALUD Y LECTURA

  1. Salvo agradables excepciones como Corbalán( ese base histórico del Real Madrid de baloncesto ,elegante y educado en la cancha y fuera de ella) los deportistas cuando hablan en la radio o en la televisión no son capaces de articular mas de tres palabras seguidas. Ya sé que ganan mucho dinero, pero por lo general son bastantes cortitos por que no saben ni expresarse. Es cierto que un libro no va a salvar a la humanidad ni va a cambiar al mundo, pero abre la mente, te despoja de la brutalidad innata del ser humano, te civiliza, te hace reflexionar, te hace más libre porque empiezas a conocer y saber y puedes comparar. Te hace mejor.
    A un famoso futbolista de primera división le recetó el médico supositorios para la fiebre. Tras unos días la fiebre no remitía y le consultó al médico que además de seguir igual, empezaba a dolerle el estómago y que se iba de vareta y que además esas cápsulas tan blanditas tenían mal sabor………….

  2. Sin dejar de estar de acuerdo con José Saramago y con el comentario del «cerdo enmascarado», si creo que merece la pena romper un poco con los tópicos o con los estereotipos que protagonistas como el futbolista del supositorio nos hacen difícil el poderlos cambiar. ¿Que pensará la chica rubia y guapa, que además es modelo, cuando todo el mundo le pone el marchamo de tonta? ¿O el chico con gafitas y bajito y un poco torpe, aficionado a la lectura, al que lo menos que se le dirá es que es un «friki»? Con el deporte ocurre algo parecido. Deporte e intelectualidad parecen estar reñidos. Sin embargo, no todo el deporte es fútbol, ni todos los futbolistas son lerdos. Sin querer resultar pedante, el equilibrio entre cuerpo y mente, «mens san in corpore sano», es el paradigma de la perfección humana y cuando inclinamos la balanza hacia un lado o hacia el otro, siempre sale perdiendo el cuerpo sano, a no ser que gane mucho dinero. Afortunadamente, para los que ya pasamos de los cuarenta, ha habido un cambio muy importante en relación con la imagen del futbolista profesional. Algunos de ellos, jóvenes, guapos y ricos, mantiene el estatus de botarate, pero hay otra gran parte que ha pasado su infancia y su adolescencia compaginando sus estudios y el fútbol, en la cantera del club al que pertenecen, sacrificando familia, amigos y salidas, no consiguiendo, en la mayoría de los casos, más que jugar en las categorías inferiores o en divisiones menores y que ni siquiera han tenido la oportunidad de contestar preguntas a un micrófono.

    • Siguiendo la tónica de estar mutuamente de acuerdo , yo me refería a deportistas de élite evidentemente, ya que hablo de deportistas que ganan mucho dinero y puse un ejemplo de un futbolista de primera división. Lo que dice » gonzalo» es verdad pues yo mismo he llegado a jugar en tercera división y sin embargo he leído algunos libros. Tampoco es cierto que si no lees un libro te conviertes en un » lerdo». Hay lectores de libros muy lerdos.
      Por otro lado, en cuanto a el deporte de élite el deportista que jamás ha cogido un libro coincide casi siempre que es un futbolista . En las concentraciones sólo llevan aparatos electrónicos de juegos pero casi nunca un libro.
      No se trata de demonizar a los futbolistas de élite, ni de tacharlos de ignorantes, pero la realidad te dice que la lectura no es uno de sus fuertes, sencillamente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s